LA SÁBILA: EL SECRETO DE UN CUTIS LIMPIO, FRESCO, Y BELLO

La sábila (Alóe vera) es una de las plantas con más propiedades para beneficiar al organismo en diferentes aspectos, por eso en el mundo entero se ha incrementado su consumo y el interés de tener una de estas plantas en casa.
A la savia contenida dentro del aloe vera se le atribuye una serie de cualidades curativas. Una de las afecciones que suele tratarse con aloe vera es el acné, una enfermedad de la piel en la que las glándulas sebáceas y los folículos pilosos se inflaman y producen granos. El aloe vera posee propiedades antiinflamatorias que pueden ser útiles para tratar este problema

La sábila es gentil y refrescante en la piel y también provee alivio para algunos problemas digestivos y urinales. Además es una planta muy atractiva para decorar.
La sábila es originaria del África y el Sur de Arabia y crece en climas tropicales y sub-tropicales. Fue usada por los griegos, los romanos, los egipcios, los hindúes y los chinos. Todas las civilizaciones del pasado apreciaron los valores curativos de la sábila.

La sábila y tu piel

La sábila tiene propiedades increíbles que ayudan a muchos de los problemas comunes de la piel. Entre las condiciones que se benefician con la sábila están:

  1. Ronchas y picazón
  2. Quemaduras incluyendo que maduras causadas por el sol. Por eso se usa en las cremas para después de tomar baños de sol.
  3. La sustancia gelatinosa contenida en la sábila es un humectante poderoso. Ayuda a suavizar la piel y humectarla. Este gel es efectivo tratando manchas en la cara en muchas personas. Se usa todas las noches y se usa protector solar de día.
  4. Estrías. Ayuda a humectar la piel y a prevenir estrías, muchas personas la usan también para mejorar la apariencia de las estrías.
  5. Elimina manchas en el rostro y la piel. Es uno de los ingredientes naturales más efectivos para eliminar manchas y mejorar cicatrices.
  6. En la India la combinan con alcohol para estimular el crecimiento del pelo. Esta receta no es recomendable para prepararla en la casa, es preparada por compañías de cosméticos.
  7. Se usa en insecticidas y repelentes.
  8. Se usa en preparaciones para los ojos como colirios. Algunos productos naturales para los ojos contienen sábila.
  9. Tomada internamente ayuda a mejorar la digestión, ulceras bucales, problemas en le hígado, constipación, fiebres y problemas del tracto urinario.
  10. Algunas personas ingieren la sábila en forma de jugo. Es usada en cremas y ungüentos, pero la mejor forma de usarla es directamente de la planta. Cortar la hoja fresca y extraer la pulpa.

Instrucciones

  1. Establece una rutina para el cuidado de la piel y llévala a cabo tanto por la mañana como por la noche, utilizando productos de aloe vera. El uso constante de esta planta para tratar el acné aliviará los síntomas y evitará la aparición de nuevos brotes.
  2. Aplica un gel tópico de aloe vera sobre las zonas afectadas y deja que actúe sobre la piel. Este gel ayudará a disminuir el enrojecimiento y la hinchazón de las zonas propensas a la aparición del acné y dará buen resultado como tratamiento localizado.
  3. Lávate la cara dos veces al día utilizando un jabón facial que contenga aloe vera. Hay muchos productos en el mercado que incorporan aloe vera en sus fórmulas. Podrás utilizar este jabón con más frecuencia si tienes un problema de piel grasa.
  4. Utiliza una loción o una crema de aloe vera para hidratar todo el cutis sin engrasarlo. El aloe vera de la crema hidratante ayudará a prevenir los futuros brotes que podrían aparecer por el exceso de grasas acumuladas.
  5. Utiliza el gel de aloe vera como mascarilla para la noche. Aplícalo en las zonas afectadas y vete a dormir sin retirarlo. Por la mañana, lávate con jabón de aloe vera.
  6. Aplica gel de aloe vera sobre las antiguas marcas dejadas por el acné para suavizarlas y reducirlas. El aloe ayuda a regenerar la piel, por lo que esas marcas podrán ser reemplazadas con piel tersa y sana.