Odias a los mosquitos? Quema esto afuera de tu casa y nunca jamás te molestarán…..

Si eres un amante de los productos naturales y ecológicos y odias el aroma de los químicos que sueltan los insecticidas tradicionales, ¡sigue leyendo este artículo! tenemos para compartirte un sorprendente remedio casero, 100% natural, ecológico y, además. ¡gratis!

Los mosquitos pican, dejan marcas, y también pueden transmitir enfermedades. En teoría, podemos eliminar a los mosquitos, pero por desgracia, los necesitamos, ya que son una parte importante de nuestro ecosistema.

Para muchas personas, el café es la manera perfecta de comenzar el día, terminar una comida o ayudar a recuperarse después de un largo fin de semana. Pero mientras que los seres humanos pueden tender a amar el sabor amargo generalmente con algo de crema y azúcar algunos insectos lo encuentran tóxico.

Como hacer un repelente de mosquitos con la borra de café.

1- Acumula la borra de café que hayas colado para preparar tus infusiones en un recipiente cubierto por papel de aluminio.

2- Mantén ese residuo en un lugar fresco y seco, libre de humedad.

3- Espera a que la borra quede completamente seca y luego colócala en un lugar plano como una tabla o mesa, al aire libre.

4- Controla que no accedan allí niños ni mascotas.

5- Toma un tarro de lata o recipiente metálico y coloca en su interior la borra de café molido ya en estado seco. Luego enciende fuego en el interior del tarro. Verás que la borra comenzará a quemarse lentamente y los mosquitos huirán despavoridos y ¡santo remedio!

6- Alternativamente, puedes colocar la borra de café en forma lineal sobre una tabla y encender con fuego uno de sus extremos, el fuego irá quemando la borra en forma lenta hasta llegar al otro extremo.

El resultado será igual de beneficioso. Se prefiere un recipiente cerrado como el descrito en el punto anterior, por la economía de espacio y la seguridad que brinda para todos los integrantes del hogar.

Preparados con hierbas curativas para espantar los mosquitos Las siguientes plantas se han utilizado como repelentes de mosquitos u otros insectos.

Su uso puede ayudar a que los mosquitos no se acerquen a nosotros y nos piquen:

– Citronella: De la citronella se utiliza en medicina el aceite. Tradicionalmente se ha utilizado como repelente de mosquitos. Se tiene que frotar sobre la piel.

– Poleo: Los romanos quemaban esta planta porque creían que el humo de la misma alejaba estos insectos de su casa, especialmente a las pulgas a las cuales mataba. Hoy en día, aunque la mayoría de dispongamos del fuego de la chimenea, para evitar o repeler el ataque de estos parásitos de la piel, (especialmente las pulgas, las moscas, los piojos o los mosquitos), podemos utilizar el poleo menta.

Si restregamos una rama de esta planta sobre las piernas u otra parte del cuerpo afectada conseguiremos que estos se alejen o no se atrevan a acercarse. Otra buena manera de hacerlo es realizar una decocción de un par de cucharadas de hojas secas, introducir el líquido en una botella con spray y fumigar la zona donde vamos a estar. De esta manera conseguiremos un buen repelente natural. Si vamos a caminar por el campo, en un lugar infestado de mosquitos o de pulgas, podemos restregar la preparación anterior sobre algunas partes de la piel para evitar que estos parásitos se acerquen.

– Albahaca: Durante mucho tiempo se ha utilizado para repeler los mosquitos, a los que parece ser que les disgusta el olor penetrante que desprende la presencia en la planta del estragol y eugenol. Parece ser que su uso masivo en su país de origen – la India – favorece la disminución de estos insectos dentro de las casas, aunque la planta realmente sea utilizada allí por considerarla sagrada