Cómo utilizar el aceite de coco para adelgazar, controlar la diabetes y tratar la tiroides

El aceite de coco es un aceite vegetal, llamado también como manteca de coco. Se refiere a una sustancia grasa que consta aproximadamente del 90 % de ácidos saturados extraídos mediante prensado de la pulpa o la carne de los cocos.

Las ventajas del aceite de coco intervienen en el cuidado del cabello, cuidado de la piel, mejoría del estrés, conservando el nivel de colesterol estable, pérdida del peso, impulsar a la optimización del sistema del inmune, la digestión y modular el metabolismo. De esta forma la ingestión de unas cucharadas de aceite de coco puede realizar inmensos aportes para aliviar diferentes enfermedades.

Para perder peso: Una cucharada de aceite de coco posee tan sólo 120 calorías y te favorece a perder peso y terminar con la grasa ya que al ser un alimento termogénico, incrementa el gasto de energía, quemando grasa rápidamente.

Como antiinflamatorio: El aceite de coco contrarresta los radicales libres que son los encargados de originar enfermedades, mantiene saludable a las células y evita el estrés oxidativo.

También funciona como antibacteriano exterminando las bacterias que originan infecciones en las encías, la garganta y el tracto urinario.

Funciona como anti fúngico exterminando hongos y levaduras y como antiparasitario erradicando piojos, parásitos y herpes.

Estabiliza el azúcar e insulina: El aceite de coco consta de grasas saludables que son ventajosas para modular los niveles de azúcar en la sangre. Para cerciorarte de un flujo estable de energía y disminuir el índice glucémico, el aceite de coco enlentece el proceso digestivo. Al añadirlo en comidas con elevados niveles de carbohidratos, hace que la glucosa se disuelva lentamente y permitiendo que los niveles de azúcar en la sangre se conserven estables.

Evita enfermedades del corazón: En países como Papúa Nueva Guinea, sus habitantes no acontecerle alteraciones cardíacas, ni accidentes cerebrovasculares y esto está ligado a la abundante ingesta de coco.

Mientras que en países como Estados Unidos las enfermedades asociadas al sistema cardíaco no han dejado de incrementar en los últimos 60 años y esto está asociado al excesivo consumo de grasas saturadas.

Favorece al funcionamiento de la tiroides: El aceite de coco consta con ácidos grasos que incrementan el metabolismo y brindan energía al organismo. Disminuye la inflamación y permite que la conversión de la hormona T4 a T3 se ejecute de forma correcta para que el cuerpo la use.

Afina la cintura: La grasa abdominal es significativamente la más difícil de erradicar y todas las mujeres nos enfocamos en esta alteración. El aceite de coco favorece a fundir esta grasa rebelde que al mismo tiempo es originadora de enfermedades más serias. Ingiere 2 cucharadas diarias de este aceite y quemará esas grasas no deseadas al mismo tiempo que permitirá que su cabello y piel luzcan mejor.

El aceite de coco puedes ingerirlo en ayunas o distribuido en comidas.

Regalame un megusta y yo te regalo una sonrisa, Gracias.

Este sitio web no tiene el propósito de cambiar o sustituir los tratamientos o diagnósticos médicos.. Si le ha parecido interesante comparta con familiares y amigos!!